¿Por qué debes cuidar las imágenes de tu web?

Empiezas a redactar los textos de tu web, los servicios que vas a ofrecer, tus sólidos argumentos en los que explicas por qué tu empresa es de las mejores del mercado y añades una foto de stock cualquiera. Error.

Las imágenes de tu web y blog, junto con sus textos, definen un estilo, una forma de comunicarse y de estar, son una oportunidad de diferenciarte, de presentarte y transmitir visualmente lo que tu marca quiere contar.

Las imágenes crearán un entorno más atractivo y te ayudarán a transmitir el mensaje

Los usuarios están sobreestimulados, bombardeados por cientos de estímulos visuales que les llegan a través de los sitios web y de las redes sociales. Una buena imagen es tu oportunidad de llamar su atención, de conseguir que te dediquen un poco de su tiempo para leer lo que quieres contar. Asegúrate de crear o de elegir imágenes que destaquen, que te desmarquen de tanto ruido y lugares comunes.

Visualmente es importante mostrar fotos de calidad, pero también lo será para tu posicionamiento web. Cuando incluyes en tu web o blog imágenes de calidad los usuarios pueden llegar a ella a través de “Google imágenes”. El buscador puede incluir tus fotos en sus resultados de búsqueda, y si éstas son atractivas, serán una fuente extra de tráfico hacia tu página web.

Ponte creativo, muestra imágenes relacionadas con el mensaje, pero con otro enfoque

Parte de la premisa de que la imagen va a reforzar tu mensaje, lo que quieres contar. Es importante que sepamos atraer, que sepamos conectar emocionalmente con nuestros usuarios. Tanto si vas a publicar en web o en redes sociales, para reforzar el mensaje, añade una llamada a la acción en la foto y un título que tú, si fueras clientes, te detendrías a leer.

¿Fotos de stock o propias?

Si tienes oportunidad de sacar buenas fotos esto es, sin duda, lo recomendable. Fotos originales que los usuarios no podrán encontrar en otros sitios web, fotos con personalidad que destacan sobre otras frías y vacías de emoción, fotos que en definitiva, cuentan una historia.

imágenes para tu web - adsland

No obstante, si no es viable para ti, no te preocupes, puedes aprovechar recursos de stock (shutter, adobe, freepick, etc.) pero dándole un giro:

Contacta con un diseñador gráfico, pídele que esa foto de stock que te gusta, la moldee para darle un estilo tuyo, que la haga ser parte de tu marca. Muchas imágenes, desde las más inocentes a las más extrañas, pueden sugerir una emoción que te acerque a tu cliente potencial.